The Blog

7 febrero, 2013 0 Categories Noticias

Diseño y tecnología al servicio de la vida

img_new3

 

La permanente evolución de la ciencia médica ha renovado la manera de concebir los espacios para la atención comunitaria

Como resultado de la evolución permanente en el campo de la tecnología de la medicina y de los servicios afines, la tipología de los centros de salud se ha volcado fuertemente sobre los aspectos que hacen del edificio una máquina eficiente y flexible. Tanto en los Estados Unidos y Europa como en el resto del mundo, tanto en la ciudad como en las afueras, las dimensiones y las posibles configuraciones de la planta van a responder de manera ineludible a la renovada infraestructura de los servicios y equipamientos de los diferentes espacios.

Tres casos recientes que reflejan esta tendencia en la Argentina son el Hospital Doctor Jorge Pérez Companc de la Universidad Austral (en Pilar) y las clínicas Fleni (en Belgrano y Escobar), todos centros de salud de alta complejidad que fueron inaugurados hace poco tiempo y cuya ingeniería básica y de detalle, el gerenciamiento, la construcción y el equipamiento total para su funcionamiento, estuvieron a cargo de la firma SADE.

El hospital de la Universidad Austral es un edificio inteligente de 32.000 m2 (subsuelo, planta baja y seis pisos, más un estacionamiento y helipuerto), organizado en dos alas entorno de un núcleo central, cuyo lay out contempla el agregado de una tercera ala para completar la planta con forma de Y. El diseño de los bloques responde también a criterios de diferenciación de usos, en la planta flexible, y de las circulaciones limpias y sucias, con ascensores de público y de técnicos en dos baterías ubicadas en lados opuestos. En casi la totalidad de las áreas de Facultad y el hospital, y del Laboratorio de Idiomas, Aula de Simulación, Informática, Microscopía, Mostraciones y Biblioteca, se empleó equipamiento de Vopsa (representante en la Argentina de las firmas Milcare y Krueger International, de los Estados Unidos), que cumple con las normas ISO 9001 y tiene 10 años de garantía. En el primero de los casos, se trata de un sistema modular donde todos los elementos (superficies de trabajo, mesadas con bachas, cajoneras, módulos de guardado bajo y sobre mesada) se cuelgan de rieles para facilitar la limpieza del solado.

Además, en el área del hospital se proveyeron las estaciones de enfermería y carros para diversos usos. En el segundo, se proveyeron sillas de altura regulable, mesas para computación, aulas y laboratorios, y sistemas móviles de almacenamiento de alta densidad sobre carros con ruedas, que operan sobre rieles (que eliminan la necesidad de pasillos fijos).

Otro ejemplo de eficiencia del espacio se logró en las clínicas Fleni de Belgrano y Escobar, equipadas con estaciones de trabajo fijas al techo de MK Trade (de la fábrica Kreuzer). En este caso se trata de una nueva generación de soportes articulados suspendidos, más resistentes, para atender la tendencia de equipamientos mayores y más pesados.

Dentro de las innovaciones de estos equipos se observan secciones internas más amplias que evitan la fricción de cables y tubos (cables ópticos para endoscopia, instalación eléctrica y de gases, etcétera), y que además permiten la futura instalación de equipos complementarios. Como apoyo a las salas de trabajo, MK Trade también ofrece un sistema modular de carros de la misma firma, denominado Kombitroll; en este caso es un sistema modular de carros que además permiten combinaciones preconfiguradas de acuerdo con las necesidades.

En la evolución del ambiente hospitalario, también las camas son las protagonistas, ya que se han convertido en una sofisticada herramienta de trabajo, de puro diseño. Volker (MK Trade) incorporó el armazón inferior hermético, elevadores telescópicos estables, barandas laterales integradas, limitación de funciones totalmente controlable, con posibilidad de funcionar desconectada de la red por tiempo limitado. Otro complemento necesario son los sistemas suspendidos que integran varias funciones a la cama del paciente (provisión necesaria para la atención médica, lugares de guardado e iluminación), que mantienen despejada de cables la sala y transformándola en un flexible y eficiente punto de trabajo. Está compuesto por rieles que pueden ser fijados en cualquier tipo de techo o cielo raso, y adaptados a las condiciones de espacio ambiental. Las lámparas para examen provita 50 tienen como principal característica su elegante diseño y gran versatilidad para ser utilizadas en cualquier tipo de examen médico.

Accesorios como soporte

Otros accesorios que se ofrecen son las lámparas de control de luminosidad constante y los soportes para infusión, y los paneles hospitalarios de la línea Modul, para salas de internación de hospitales geriátricos y sanatorios. Su construcción modular permite ubicar los componentes eléctricos, tomas de corriente, interruptores, telefonía, en la posición requerida por el proyectista.

En este caso, las unidades de luz son aptas para el examen clínico, la lectura, y para iluminar la habitación de manera indirecta.

También es fudamental obtener la mayor calidad de agua, el control de su consumo y la mayor duración de las instalaciones; con este fin se empleó la línea Cobra (con tecnología alemana), diseñada, entre otras cosas, para su uso intensivo. Esta línea incluye diseños ergonómicamente aptos para personas con funciones motrices disminuidas, como por ejemplo grifos para lavamanos que se accionan por medio de llaves codo o de piso, sin la necesidad de utilizar las manos.

Además, se colocaron válvulas de flujo para inodoros e inodoros de bajo consumo y alto rendimiento, en sanitarios.

Tratamientos efectivos sobre la base del agua

El agua cumple un papel fundamental en el desarrollo de la vida; y también lo es por sus propiedades curativas.

El Centro Integral del Agua ofrece en el mercado el sistema de hidroterapia de la firma Jacuzzi Bros., de California, Estados Unidos, que fue creado hace cincuenta años, para ser aplicado en clínicas y hospistales y utilizado en programas de rehabilitación de enfermos de poliomielitis.

Al ser sumergido el cuerpo del paciente en una pileta de agua (pileta de hidroterapia, que forma parte de las terapias de alivio), con una temperatura entre 38º y 40º, se relajan los músculos y se reactiva la circulación sanguínea y se acentúa la dilatación periférica, beneficiando la actividad cardíaca y estimulando el aparato neurovegetativo en general.

La pileta de hidroterapia, como terapia de alivio es una valiosa ayuda para la medicinaculación sanguínea, acentuando la dilatación periférica beneficiando así la actividad cardíaca y estimulando el aparato neurovegetativo en general.

Transmisión de imagen, voz y datos

El nuevo siglo trae aparejado un nuevo concepto en la transmisión de datos, voz e imágenes en los centros de salud de alta complejidad, adoptado en el proyecto de las clínicas Fleni de Escobar y Belgrano en más de 2500 puestos de trabajo cada una.

De acuerdo con las exigentes premisas de su cliente y los consultores, Arquinec desarrolló una infraestructura de red multiservicio escalable de alta confiabilidad, que resuelve las necesidades presentes y futuras. Esta privilegia la simplicidad del uso y la administración de los recursos, garantizando, además, un workflow totalmente digitalizado y de muy buen rendimiento en la transmisión de imágenes en las estaciones de trabajo de los diferentes usuarios, tanto de especialistas médicos como de personal administrativo.

Para el cableado estructurado de las obras se utilizó tecnología SCS Systimax (categoría 6 gigaSpeed de Avaya Communication), y la interconexión entre los distintos centros de distribución de cableado horizontal se realizó mediante cable de fibra óptica de última generación, con recorridos absolutamente redundados y con distancias totales superiores a los 20.000 metros.

Para la conectividad LAN del networking se optó por equipamiento Cajun 882 (de Avaya Communication) de alta disponibilidad y tolerancia a fallas, tanto en el backbone como en el data center. La tecnología adoptada en el backbone y en el acceso a servidores es Gigabit Ethernet, mientras que en los puestos de trabajo es 100 Base Tx.

El equipamiento de LAN utiliza como equipo de núcleo un chasis modular de 17 slots, fault tolerance con capacidades multilayer y, en los cuartos de cableado secundarios, equipos de borde de 48 Ports Fast Ethernet. Todos los equipos de borde se enlazan al chasis central en una tipología tipo estrella mediante un vínculo Gigabit Ethernet, utilizando como medio físico el backbone de fibra óptica mencionado antes. Además, para que la red permanezca operativa, algunos de los equipos de borde se encuentran conectados entre sí mediante un esquema de malla parcial con un segundo Port Gigabit Ethernet, que conmuta automáticamente al enlace secundario en el caso de caerse uno de los vínculos primarios hacia el equipo central.

(Nota extraída de Diario La Nación,  Miércoles 19 de Septiembre de 2001)